Cómo usar el rizador de pelo para estar guapas

Un rizador de pelo es una potente herramienta de belleza que nos permitirá hacer prácticamente lo que se nos antoje el cabello, logrando resultados perfectos, así como estilos increíbles.

Hoy en día, todas y todos tenemos rizadores de pelo en nuestros hogares, por lo que no hace falta ir a un centro profesional para lograr el estilo deseado. Ahora bien, es importante seguir algunos consejos para evitar resultados no deseados.

Tips para usar un rizador de pelo y no arruinar nuestro cabello en el intento

  • Tipo de rizador: Existen muchos tipos de rizadores de pelo en el mercado; analiza las características de los mismos y, en base a lo que busques, elige en consecuencia.
  • Si tienes los rizos firmes: Entonces es más recomendado que uses un rizador de barra corta. Utilizaremos un rizador de barra larga para conseguir unas ondas más sueltas.
  • Si tienes el cabello corto: Entonces la mejor opción es utilizar un rizador de barra hacia abajo. De esta forma podemos ganar cierto volumen, además de realizar cualquier tipo de efecto.
  • El truco de la coleta: Si queremos conseguir un tipo de onda rápida, evitando que el cabello se pueda desplazar de un lado a otro sin parar, siempre lo podemos concentrar en una coleta.
  • Otro truco que te puede venir muy bien para minimizar el tiempo de uso del aparto es el de empezar a recoger el pelo por las puntas y luego ir girando la plancha hacia arriba. Para conseguir efectos variados, puedes alternar este método con el hecho de ir recogiendo el cabello cerca de las raíces, o usando la pinza.
  • Si queremos conseguir un resultado sano y natural, podemos probar enrollando el cabello en la dirección opuesta en cada lado por cada extremo. Este método es algo más lento, además de requerir de una cierta destreza. En cualquier caso, el resultado será increíble.
  • Si te preocupa la duración, especialmente si tu tipo de cabello es algo complicado de tratar, y requieres de mucho tiempo para poder hacerlo, la mejor técnica es empezar a trabajar cerca de la raíz. Empezar por las puntas es práctico para cuando se quieren resultados más bien puntuales, rápidos.
  • La temperatura con la que tenemos que trabajar también es un punto clave. Si queremos tratar un tipo de cabello delgado, fino, o bien que tenga un tinte, lo más recomendable es que trabajes con una temperatura por debajo de los 200º Fhahrenheit. Si tu pelo es algo más grueso, entonces necesitarás de una temperatura mayor, de entre los 200-300 grados.
  • Una vez que hayamos terminado de usar el rizador, esperaremos a que baje la temperatura del mismo y lo limpiaremos usando un paño húmedo. Así evitaremos que quede cualquier resto de producto.
  • Prueba y error: Por muchos consejos que te podamos dar, al final no te quedará otra que ir probando diferentes estilos a ver qué es lo que más te conviene.

Sigue estos tips y estarás guapísima gracias a un correcto uso de la plancha del pelo.