¿Qué pintalabios te conviene?

Cuando una mujer tiene que elegir un pintalabios, la elección no es nada fácil. Existen toda una serie de factores que tenemos que analizar si queremos conseguir el adecuado: en un primer momento el objetivo será analizar el tipo de piel que tenemos (si es cálida o fría), así como el efecto que queramos conseguir. Por otra parte, tenemos que prestar atención a la textura deseada (por ejemplo, si la queremos hidratante, gloss, mate).
Ante tantas opciones es posible que las mujeres se puedan sentir algo abrumadas. Por esta razón hemos preparado unos pequeños consejos que pueden venirnos muy bien a la hora de elegir el pintalabios perfecto para nosotros.

¿Cómo elegir el mejor pintalabios para nosotras?

1) El primer paso consistirá en analizar el tipo de piel que tenemos. En el caso de que esta sea cálida, te recomendamos los tonos naranjas, marrones, en color melocotón. Básicamente aquellas tonalidades que sean más cálidas. Ahora bien, si, por el contrario, tienes una piel que presenta un aspecto más frío, entonces te vendrán mejor las tonalidades rosadas (fucsia, frambuesa, rosa…).
Es muy importante elegir el tono de pintalabios en función al tono de piel que tengamos, de lo contrario el aspecto final parecerá muy discordante.

Tipo de piel

2) Antes de utilizar ningún pintalabios, para evitar tener que estar borrándolo una y otra vez, te recomendamos que utilices el truco del dedo: te puedes poner un poco en la yema de tu dedo. Tienes que saber que el tono de tus yemas es muy parecido al de los labios… por esta razón, si te gusta el efecto que crea en tus dedos, también te gustará el que pueda formar en tus labios.

3) Ahora bien, si tienes las manos bronceadas o simplemente no te fías de este truco, siempre puedes probártelo en la parte interior del brazo.

4) Hay un truco bastante extendido y parece ser muy eficaz… pero algunas mujeres lo han probado y aseguran que en ellas no han funcionado. En cualquier caso es el siguiente: el truco nos dice que si mordisqueamos un poco los labios y mantenemos esa posición durante unos segundos, no tardarán en cambiar de color. Según parece, si escogemos ese color en pintalabios, los efectos serán muy interesantes.

Morder labio

5) Por último, la textura que elijamos ayudará a dar el broche de oro a nuestro aspecto (o puede repercutir de una forma muy negativa si no sabemos elegir el adecuado). Por ejemplo, si elegimos un pintalabios con textura gloss conseguiremos un aspecto muy fresco y juvenil… por lo que es ideal si es esto lo que queremos conseguir. Ahora bien, si queremos conseguir un aspecto que llame la atención pero sin ser demasiado exagerado, es posible que prefieras decantarte por los colores mates. Si no sabes muy bien por cual textura decidirte, la textura cremosa valdrá para cualquier evento.

Si sigues estas pautas verás cómo te va a resultar mucho más sencillo poder escoger exactamente el color de labios que se ajusta a ti.