Como maquillarse para una boda

Maquillarse para una boda no es una tarea sencilla. Si ya de por sí nos complicamos con el hecho de estar bien pintadas para una fiesta a la que vamos o porque tenemos un evento que así lo requiere, en el momento en que nos casamos o nos han invitado a la celebración por la unión de dos personas que se quieren y se respetan, parece que todo se agrava y sentimos la necesidad de estar aún más perfectas.

En este artículo queremos hablar de cómo maquillarse para una boda paso a paso y sobre todo, de las notables diferencias que hay en el momento en que estamos ante un casamiento que se hace de día o uno que se hace de noche. A continuación pues, te dejamos con algunos consejos que nos indican desde flores bilbao que no debes pasar por alto si quieres triunfar:

¿Cómo me maquillo para una boda de día? 

El maquillaje correcto para una boda que se celebra de día es ese en el que abundan los tonos naturales o que son más o menos claros. Debemos saber que, ya sea en una ceremonia de interior o de exterior, vamos a estar ante la claridad y ésta no se lleva demasiado bien con las tonalidades oscuras.

La limpieza del cutis y la preparación de la piel así como su hidratación son los pasos previos que se hacen fundamentales en el momento en que queremos conseguir el resultado perfecto con las tonalidades de pintura así como con la salud del rostro. El maquillaje de los ojos para una boda también es sumamente importante y, en el caso de que lo hagamos para una ceremonia a la luz del día, hay que cuidarlo mucho más que si lo fuésemos a hacer con los reflejos de la luna y las estrellas.

¿De qué forma me maquillo para una boda de noche?

De la misma manera que hemos estado hablando antes de cómo maquillarse para una boda de día, saber qué tenemos que hacer en el momento en que la ceremonia se celebra de noche es más que importante. En primer lugar los looks pueden ser siempre más arriesgados y los colores se prestan mucho más intensos, llenos de profundidades y sofisticación.

Una boda de noche no tiene nada que ver con las que se celebran a  la luz del día y de la misma manera que escogemos vestidos largos, encajes, brillos y alguna que otra transparencia, también a la hora de maquillarnos podemos apostar por algo que no habíamos hecho antes o que hemos visto en cualquier película o catálogo pensando que nos quedaría perfecto para eso que venimos buscando desde un primer momento.

Son muchas las combinaciones de colores que se pueden hacer a la hora de maquillarse para una boda pero siempre es bueno que nos dejemos llevar por los consejos de buenos expertos que son quiénes nos hacen ver que todas las posibilidades son factibles y que nosotras somos a veces las que nos ponemos limitaciones. ¿Tienes ya algún modelo de maquillaje pensado?